Nada como nadar

En la orilla del mar confluyen energías que a veces resultan de gran intensidad

A parte de la sensación de libertad y de la que se experimenta como consecuencia de la distribución de la fuerza de gravedad por todo nuestro cuerpo, la natación tiene una incidencia muy importante sobre la salud en general. Se produce una sensación de relajación general y profunda que incide sobre nuestro sistema nervioso. Se moviliza toda la columna produciendo el efecto del quiromasaje y desbloqueo vertebral.

Incide sobre el aparato circulatorio y la red capilar que recibe un intenso masaje profundo y no agresivo. Y hay una renovación de la sangre estancada.

Las personas hipotensas empiezan a percibir, a los pocos minutos, una sensación de bienestar, desapareciendo aquella apatía y desgana. Curiosamente también las personas hipertensas perciben el mismo efecto. Esto nos demuestra el poder regulador de la tensión arterial que tiene el baño de agua.

Nadar regularmente aumenta la capacidad pulmonar y la oxigenación general con el consiguiente fortalecimiento muscular.

Nadar regularmente aumenta la capacidad pulmonar y la oxigenación general con el consiguiente fortalecimiento muscular.

 

La resistencia y la vitalidad frente a las enfermedades aumenta considerablemente, se fortalece el sistema endocrino y el metabolismo general celular.

Anuncios

Que opinas de todo esto ?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s